Los diputados franceses ratificaron este miércoles el discutible proyecto de ley de innovación de las pensiones que envuelve el retraso de la edad de jubilación de los 60 años hasta los 62, estimado el proyecto estrella del apoderado del presidente galo, Nicolas Sarkozy.

El texto fue acogido tras un duro debate parlamentario, que se desarrolló durante toda la noche de este martes y que fue estancado por el presidente de la Asamblea Nacional, Bernard Accoyer, para sortear el retraso del voto. La reforma de las pensiones recibió 329 votos a favor, los de la mayoría conservadora de la UMP, mientras que se opusieron sus socios del Nuevo Centro y la oposición de izquierda, que totalizaron 233 sufragios.

Parece que en Francia van a tener que trabajar un poco más los vagos y eso seguro que cae pesado.

Conecta al videochat HD y habla con chicas ahora