4

La jefe quiere tomar ventajas sobre su empleado, saciando con él sus instintos más salvajes de dominatriz. El pobre hombre, no podrá detenerla y pronto se encontrará atado y amordazado sintiendo cómo ella lo tortura usando una fusta y diversos bastones para golpearlo a su antojo. Lo peor ha de venir cuando ella lo penetre por el culo con su arnés, dotado con una gran polla rompe ortos.

Continue reading