Este tio no se sentia muy bien y decidio llamar a la enfermera, una pelirroja preciosa. Mientras ella hacia su trabajo este tio comenzo a decirle cosas al oido y ella termino por entregarse a su paciente. Esta zorrita levanto las piernas y poso de todas formas dejandose comer el coñito carnoso para luego mamarse una buena polla. Esta enfermera es muy efectiva y conoce unas recetas que calman las molestias muy rapido. Continue reading