Pense que ninguno de esos guarro se decidiría a cerrar el trato con mi empresa pero después de ver sus firmas no podía menos que darles a estos ejecutivos una muestra de mi agradecimiento asi que me arme de coraje y me subi a una mesa con lencería fina. Empece a bailarles hasta ponerlos cachondos pero con lo que yo no contaba era que estos tíos estaban tan calientes por mi.

Conecta al videochat HD y habla con chicas ahora