Maricarmen era una chica sexualmente muy activa, la cual disfrutaba haciendo "trabajito" a chicos así como le encantaba la idea del sexo abierto y frecuentaba trios. De unos 22 años, fisicamente era chica muy normalita, castaña pelo a capa corto y estatura media 163 cm; sus dotes sin duda estaban en sus labios carnosos

Gracias a su primo consiguio entablar una gran amistad con la novia de este, Almudena, un año menor que ella, era preciosa chica morena de bonita cabellera rizada cuya sonrisa mostraba un aspecto de dulzura y rostro angelical que provoca la caida de baba a cualquiera, ademas de lo guapa que era tenia un gran cuerpo, pese a su estatura media (160 cm) su cuerpo poseía unas tremendas curvas aun siendo ligeramente delgada, tenia unas piernas exquisitas y unos carnosos pies que terminaban en unos finos y pequeños deditos.

Pese a que la relación de su primo con almudena terminó, maricarmen intento estrechar aun mas su relación con ellas llegando a ser intimas. A Almudena le costaba mucho salir de marcha y un dia Maricarmen la convenció en verano para ir a un pub a tomar unas copillas y empezará nueva vida.

Maricarmen quedó en ir a recogerla por la noche, para la ocasión esta se había puesto una camisa gris con rayas negras, pantalon de pinza negro y unas pequeñas botas negras con tacon bajo. Estaba sentada en el coche mirando al portal de Almudena cuando de pronto abrieron la puerta y apareció ella, radiante con un bonito conjunto negro el cual dejaba los hombros descubiertos y cuya parte inferior llega hasta las rodillas; además se había maquillado timida pero espectacularmente con un bonito peinado que le hacía mostrar su espectacular pelo semirizado. Maricarmen anonadada siguio mirandola y bajo la vista para ver unas preciosas sandalias de tacon negras que mostraban a la vista sus bonitos pies, los cuales estaban muy cuidados en los que además brillaban una uñas transparentes y una pulserita en el tobillo.

Pies, Fetichismo de Pies, Foot Fetish, Feet Fetish

Una vez Almudena entro en el coche, Maricarmen no pudo resistirse:

M: "Hija estas espectacular"

A: "Jaja Gracias" "No es para tanto ejej, aunque si tu intención es ponerme colorada lo has conseguido"

M: "Jajaj anda que tonta y timida eres mujer" "si en verdad sabes que vas radiante"

Una vez llegarón al lugar, ambas empezarón a hablar de temas sociales mientras que bebian unas copillas, el genero masculino del pub no le quitaba ojo a la morenaza, mientras que maricarmen cada vez más embobada de verla hablar estaba totalmente invadida por su lado bisexual y porque no decirlo, había sido victima de un verdadero flechazo. Viendo que Almudena cada vez estaba mas contenta con la bebida y pensando que algún chico del establecimiento la podía conquistar esa noche, decidio poner fin a la "visita".

M: "Oye chica, casi no te escucho con el jaleo" "¿Porqué no nos vamos a mi casa?"

A: "Por mí vale" "Así tamos mas tranquilas y relajadas,vaya ser que nos pasemos con la bebida"

M: "Vale, mira y así te quedas dormir"

A: "Ok, gracias"

Una vez llegadas al apartamento, almudena cayo sentada en el sofa

M: "Que pasa, estás reventada ¿No?"

A: "jaja no, bueno un poco, si"

M: "Anda sientate de lado y te hago un masaje"

Conforme Maricarme le hacía el masaje, ambás entablaban conversación; maricarmen sacó el tema del sexo, sabiendo que Almudena llevaba meses sin hacer nada y estaría deseosa de ganas.

A: "Bueno, no te voy a mentir claro que tengo ganas de tener buen sexo, pero tendre que conocer algún chico"

(Maricarmen intensificaba sus dedos en los hombros de la chica, a la vez que esta cerraba sus ojos y sonreia de placer)

M: "Pues en eso no tendrías problema, porque eres una chica preciosa en todo los aspectos"

A: "Jaja no te pases"

M: "En serio" "Mira seguro que cualquier tio estaría ahora mismo deseoso de hacer esto…"

(Maricarmen siguiendo con el masaje acerco su rostro al cuello de Almudena, rozandole con la nariz y labios, a lo cual esta sintio un escalofrío por el cuerpo y volvio a sonreir)

A: "Aaiiii jeje que no lo esperaba que gustillo me ha dado"

(Sabía que la iba teniendo en el bote esa noche, ahora erael momento de empezar y hacerle algo mágico guardara un buen recuerdo de esa noche)

Así pues volvió a repetir la acción solo que esta vez lo hizo con su lengua mientras agarraba a Almudena por la cintura, esta cerro los ojos y se dejo llevar.

Maricarmen la semirecosto en el sofa y empezaron a besarse suavemente

A: "No se que está pasando, pero me gusta"

M: "Calla, y dejate llevar, a veces me dan ganas de comerte"

Maricarmen cogio del brazo a Almudena y besandose la dirigio para su dormitorio. La tumbó en la cama y ambas se sonrieron. Con la morena tirada en la cama, Maricarmen le fue flexionando las rodillas y empezo a besarle la pierna, hasta que dio con la pulsera en el tobillo de su pie izquierdo, en ese momento le quito delicadamente una de sus zandalias y empezo a acariciar con su nariz y labios el diminuto pie de la morena hasta llegar de nuevo al tobillo, momento en el cual sacó su lengua y empezó a lamerlo lentamente, prosiguio por el talón hasta adentrarse de lleno en la planta en la que de lado le hacia movimiento circulares con su lengua. La morena cerraba sus ojos y dejaba una timida sonrisa de placer.

Maricarmen subia y lamía sus deditos y sus espacios con delicadeza hasta que metió su dedito gordo en la boca, momento en el cual la morena se mordía el labio de placer. Maricarmen seguía lamiendo y momento despues notó movimiento de Almudena.

Pensando que había fallado en su intento, observó como Almudena se abria de brazos en cruz y usaba la espalda de ella para quitarse la otra sandalia y seguidamente subirselo a sus labios.

Maricarmen lamia con delicadeza los dos piecesitos de la morena, saboreandolos. Almudena estaba quedandose totalmente erotizada.

A: "Ahh sigue" (decía mientras movia sus pies, rozando sus muslos)

M: "Es lo más sabroso que he saboreado" "Ahora quiero el otro plato para terminar de comerte"

Maricarmen cogio sus pies con las manos y empezo a lamer piernas hasta llegar a las rodillas. Abrio las piernas de la chica y continuo lamiendo muslo derecho de su morena hasta llegar a su sexo. Le quito las bragas a la chica y la agarro por la cintura mientras le comia prolongadamente su parte hasta hacerla correr.

Amanecieron las dos juntas, sabían perfectamente lo que había pasado entre ellas; y no quería que esto pasara a más y lo dejaron como echo aislado que podría ocurrir en más ocasiones; ya que al año siguiente las dos decidieron estudiar en la misma ciudad y compartir piso.

Conecta al videochat HD y habla con chicas ahora