Estas dos zorritas llevan una doble vida, en una son señoras de su casa, con su marido e hijos, pero en otra, son un par de lesbianas con mucho dinero y muchísimo vicio, tanto que todos sus encuentros son en hoteles de mucho prestigio.

Ambas se llevan atrayendo desde hace muchísimos años, y siempre que están calientes se dedican a comerse el coño una a otra y a jugar con vibradores que hacen que las dos sientan tanto placer como sea posible, logrando tener orgasmos incontrolados y repetidos.

Conecta al videochat HD y habla con chicas ahora