Mis zorritas siempre se comportan muy mal, son traviesas y siempre que ven a un hombre no dudan en tirarse encima de él para follárselo, cosa que esta muy mal por que son de mi propiedad.

Y por eso como muestra de la dureza de su amo siempre expongo al castigo a una aleatoriamente, para que vean que ocurre si su coño ha tocado alguna polla que no sea la mía, con mi castigo preferido; mientras ellas están atadas mi compañero les coloca pinzas por todo el cuerpo, incluido el coño para finalmente mediante una cuerda arrancárselas de cuajo, os puedo asegurar que aprenden rápido.

Conecta al videochat HD y habla con chicas ahora